Skip to content

Para no perderse en Monnickendam

La historia de la ciudad portuaria de Monnickendam con su industria pesquera se remonta a la edad media. Monnickendam adquirió los derechos de ciudad en 1355. Cualquiera que, por error, diga que la acogedora Monnickendam, con sus casas y canales históricos y el antiguo puerto, es un pueblo en vez de una ciudad, puede estar seguro de recibir una pequeña clase de historia. Desde entonces, se establecieron varios constructores de barcos y fábricas ahumadoras de anguila (ahumaderos), de los cuales todavía hay algunos operativos. Al visitar Monnickendam, no se deben perder los siguientes puntos destacados.

1. El campanario de Monnickendam

Casi sirve como motivo suficiente: una visita a Monnickendam no es completa sin echar un vistazo al museo De Speeltoren. Esta torre está ubicado en el corazón de la ciudad, cerca del histórico puerto, y alberga el carillón más antiguo del mundo. Pero hay más que ver: aprenda todo sobre la historia de las antiguas aldeas, viaje a través de la reconstrucción del paisaje de Waterland o descubra el Monnickendam del pasado.

2. Pasear por el puerto

Monnickendam, conocida por sus numerosos edificios con ladrillos de revestimiento, la reserva natural de Hemmeland y es el puerto de origen de muchos barcos de la llamada ‘flota marrón’, tradicionales barcos pesqueros de vela. Dé un paseo por el puerto de Monnickendam y disfrute de toda la náutica que se puede ver allí.

3. La iglesia de San Nicolás o gran iglesia

La Sint Nicolaaskerk es la iglesia más importante de Monnickendam. Es monumento nacional desde 1967. Varios importantes habitantes de Monnickendam están enterrados en la iglesia, como por ejemplo algunos oficiales navales. La construcción de la iglesia comenzó en 1400. Visite este extraordinario edificio gótico en el borde del casco antiguo de la ciudad.

4. Crucero en Gouwzee y Markenmeer

Desde o hacia Monnickendam se navega con el Volendam Marken Express. No debe perderse el viaje a través del Gouwzee cuando visite Monnickendam. Desde el agua tiene una hermosa vista de los auténticos bodegones en las orillas del Gouwzee. Monnickendam completa el triángulo con Volendam y Marken. ¿Y quiere vivir un verdadero día en la Holanda antigua? Entonces Monnickendam no puede faltar en su lista.

5. El Waegh

‘Waegh’ es una antigua palabra holandesa para designar la casa del peso público. Ya existía tal edificio en Monnickendam en 1382 pero fue destruido por un incendio en 1666. El Waegh actual fue construido en 1668, a partir de los restos de su predecesor. El Waegh era el centro económico de la ciudad y tenía dos funciones: el peso público (interior) y la bolsa de valores (afuera bajo el techado). El edificio fue utilizado para pesar e intercambiar mantequilla, queso y grano. Los balances originales son un buen recuerdo de esa época. La sala superior servía como sala de reuniones para el consejo municipal, que consistía de cuatro alcaldes y varios concejales.

Carrito de compras